Una actualización del mercado del oro negro este martes:

Así, y con más detalle, el barril de petróleo Brent del Mar del Norte para entrega en junio registraba esta mañana en la apertura un precio de 62,5 dólares, lo que supone un descenso de casi el 4,18% o 2,71 dólares respecto al cierre anterior.

Al otro lado del Atlántico, la situación también es tensa, con un barril de crudo WTI que pierde un 4,56% en el mercado de Nueva York, una pérdida de 2,89 dólares con una cotización a 58,65 dólares esta mañana.

Algunos analistas han señalado que las pérdidas del lunes en la materia prima coinciden más o menos con las ganancias del jueves pasado.

 

Las principales causas de esta caída del precio del oro negro :

Por supuesto, esta consolidación del precio del crudo se está produciendo incluso cuando los miembros de la Opec+ han acordado un aumento gradual de su producción en el transcurso de los próximos meses. De hecho, esta decisión acabó por ir en contra de algunas expectativas de que el grupo optaría por un statu quo a corto plazo. Esto sugiere que los miembros de la OPEP+ confían en una recuperación continua de la demanda en los próximos meses.

De hecho, en su última reunión, la Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus diez aliados de la OPEP+ optaron por aumentar sus volúmenes de producción en unos 350.000 barriles diarios para mayo y junio. A esto le seguirá un aumento de 441.000 barriles diarios en julio.

 

Un acuerdo a tener en cuenta entre Estados Unidos e Irán:

Esta semana, los inversores y analistas tendrán que centrarse en otra noticia, esta vez relativa a los intentos de acercamiento entre Estados Unidos e Irán, que probablemente aumentará aún más la oferta de oro negro en el mercado.

De hecho, sabemos que los dos países han acordado iniciar las primeras negociaciones indirectas a través de los europeos, en Viena esta semana. El objetivo es intentar salvar el acuerdo internacional sobre la energía nuclear iraní que había sido totalmente rechazado por Donald Trump en 2018 con un restablecimiento de las sanciones contra Teherán. Irán había decidido entonces liberarse de las restricciones a su programa nuclear.