Recuperación de la demanda y limitación de la oferta:

Si hace más de un año que los precios del crudo sufren la pandemia del Covid-19, la esperanza parece renacer en los mercados actualmente con, en particular, la perspectiva de una vuelta a la normalidad para este verano en Estados Unidos y la libre circulación en el país.

Mientras tanto, la alianza OPEP+, que reúne a los países miembros de la OPEP y a otros diez productores, entre ellos Rusia, se reunió la semana pasada y decidió mantener su política de cautela en cuanto a los aumentos de producción.

Aunque los productores que no forman parte de este acuerdo siguen siendo limitados, el número de los que están activos en Estados Unidos no aumentó la semana pasada, según los últimos datos comunicados. Esto demuestra que los operadores de petróleo de esquisto no han aprovechado la subida de precios para aumentar su producción.

Por ello, las perforaciones han permanecido limitadas durante cuatro meses, mientras que los precios ya han ganado un 30%, pero esta cautela no debe asociarse a consideraciones económicas, sino a consideraciones medioambientales. De hecho, los inversores en petróleo de esquisto tendrán que ser más cautelosos en el futuro.

Otro factor de la actual subida de precios es que las negociaciones nucleares iraníes están estancadas. De hecho, bastaría con que Estados Unidos decidiera levantar las sanciones contra este país para que la OPEP decidiera aumentar masivamente la producción y el petróleo comenzara a inundar de nuevo el mercado.

 

Una subida seguida de toma de beneficios:

Aunque la subida de ayer en la sesión fue apreciable para los inversores, dio lugar a una corrección ligeramente bajista, ya que el WTI para entrega en julio perdió un 0.60% a 69,20 dólares y el crudo Brent para entrega en agosto perdió un 0,65% para terminar la sesión en 71,42 dólares.

El ligero descenso del petróleo se debió a la recogida de beneficios, ya que durante el día se cruzó el importante umbral psicológico de los 70 dólares.

En efecto, es importante comprender que la mayoría de las veces, el movimiento observado en los precios es sobre todo un reflejo del hecho de que el mercado aprovecha la valoración del petróleo y que hace lo que está acostumbrado a hacer, es decir, vender con beneficio cuando se presenta la oportunidad. Este es el análisis que hacen los analistas especializados en esta materia bursátil.